Scones caseros {Bollitos}

Scones caseros {Bollitos}

Cómo hacer Scones caseros la receta con fotos paso a paso:

Los scones son unos bollitos originarios de Escocia en Reino Unido, su origen se remonta a varios cientos de años. Su forma puede ser redonda, triangular o cuadrada pero los tradicionales son circulares y un poco altitos.

Son como unos bollitos de pan un poco dulzón pero no muy dulce… ideales para la merienda, el desayuno o para acompañar el mate. Están buenísimos con un poquito de mermelada…

Para hacer esta Receta de Scones caseros necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de harina común de trigo
  • ½ taza de azúcar común
  • 1½ cucharadita de polvo de hornear / gasificante tipo Royal
  • ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 pizca de sal fina
  • 110 grs de mantequilla fría
  • 1 pote (125 grs) de yogur natural (o un poquito menos) si no tienes puedes usar leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla o ralladura de la piel de ½ limón
  • 1 huevo grande (L)

Cómo hacer los Scones caseros paso a paso:

Poner en un bowl grande la harina tamizada, polvo de hornear, bicarbonato, sal, azúcar y extracto de vainilla o piel del limón.

Con un rallador como el que usas para el queso o la zanahoria rallar la mantequilla. Si no tienes rallador corta la mantequilla en trozos pequeñitos con un cuchillo.

Unir todo con las manos hasta que queda como una especie de arena gruesa.

Scones caseros

Añadir el huevo y luego el yogur. Fíjate que quizá no haga falta todo el yogur, pon primero medio pote y vas mirando si se une la masa o te falta un poco más. Si te pasas y te queda pegajosa agrega un poquito de harina.

Encender el horno a 200ºC con calor de arriba y abajo.

Pasar todo a la encimera y amasar un poquito hasta lograr una masa lisa y unida. No amasar mucho, sólo lo justo para unir la masa porque el calor de las manos afecta a la mantequilla y si se derrite te pedirá más harina y quedarán los scones duros.

Estirar la masa en la encimera usando un rodillo de madera o si no tienes una botella lisa o un frasco grande te puede valer. Debe quedar la masa lisa con un grosor de aprox 1 cm.

Con un cortapasta redondo cortar los Scones caseros y ayudándote de una espátula o un cuchillo irlos pasando a la fuente de horno que tendrás con papel vegetal o engrasada. Si no tienes cortapastas te puedes fabricar uno con una latita pequeña de atún. Con un abrelatas le sacas la parte de abajo y dejas sólo el lateral y con eso puedes cortar los círculos en la masa más fácil que con un vaso o taza.

Es importante que al cortar la masa solo hagas presión hacia abajo, no girar hacia los lados ya que queremos que no se sellen los laterales para que la masa se abra al levar.

Dejar una distancia entre los scones ya que crecen y no queremos que se peguen entre sí.

Meter al horno a una altura media. Cocinar 11 a 12 minutos o hasta que estén ligeramente dorados, cuanto más blanquitos más ricos.

Sacar los Scones caseros del horno y con cuidado pasarlos a una rejilla para que se enfríen.

Scones caseros

Listo! ya los puedes disfrutar acompañados de mermelada, queso, dulce de leche, fiambre o lo que tu quieras!!

Ante cualquier duda sobre esta Receta de Scones caseros me escribes y te responderé lo más pronto que pueda.

Besos y hasta la próxima receta 🙂

Ver más Recetas de Scones

Ver más Recetas de Magdalenas y Muffins

Ver más Recetas Dulces

PD: si te ha gustado este post por favor compártelo en redes sociales haciendo click en los enlaces que tienes aquí debajo 😉

Receta de Scones caseros by Laura Grimaldi

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.